Hay relaciones que te nutren, te hacen crecer y te hacen feliz. Hay otras que te mantienen en luchas de ego, te drenan y no te dejan avanzar. Incluso tienen un impacto en cómo te sientes en casa, en el trabajo, en la vida… No aceptar que algo no anda bien y mantener...